Camino + PEJ 2022

lunes, 15 de agosto de 2022


ERA SÁBADO 30 DE JULIO…

Y a las 6:45 de la mañana ya estábamos de camino al lugar de donde partiríamos parte de la diócesis de Málaga hacia Santiago.

Días antes, nosotras habíamos comenzado a preparar todo lo que íbamos a necesitar: mochila, ropa, saco de dormir, abriguito por si hacía frío... -que por las noches sí hizo frío-.

Poniendo nuestro viaje en los Sagrados Corazones de Jesús y María comenzamos el trayecto en bus hasta Vigo, desde donde, al día siguiente, después de la bendición, comenzaríamos a caminar.

¡Qué belleza de caminos! Pasamos por montañas y bosques, por playas, puentes y ríos; campos, pueblos y  valles, Y, en todo esto, se palpaba las huellas de Dios


Hubo momentos para todo: para hablar, reír, contemplar, orar, cantar, bailar, comer, pero, sobre todo,   especiales, donde Dios se hizo muy presente, como en la Eucaristía de todos los días, y en la Vigilia

Cuando al fin llegamos a la Catedral de Santiago ¡Cuánta satisfacción sentimos! ¡Qué alegría! Y también durante toda la estancia allí. La ciudad estaba llena de jóvenes, por cualquier lugar que íbamos, veíamos grupos de diferentes diócesis, pueblos, países...; y de pronto comenzaban a cantar en forma de saludo unos a otros: 
- ¡Hola Don Pepito!
- ¡Hola Don José...!,  etc. 

Nuestra experiencia ha sido maravillosa. Gracias a Dios y a la Virgen, que siempre nos mantuvo bajo su manto

Ya  de regreso a Antequera, en el bus hicieron esta pregunta: 
- ¿Con qué palabra podrías  describir todo lo que hemos vivido? 
    Y entre tantas, esta tuvo mayor respuesta:
¡Familia!


Gracias Señor, por querer contar con todos nosotros. Somos tuyos


Participa con tu comentario...

Publicar un comentario