TARDE PERO SEGURO...

miércoles, 6 de julio de 2022

¡Sorpresa! Hay una noticia muy especial que nos tiene muy contentas y queremos compartirla:

El pasado mes de Junio, nuestras queridas Hermanas Mª Ángeles y Mª José, han venido para pasar el verano aquí, en la casa Madre!




Estas hermanas tienen algo que las caracteriza: Son nicaragüenses, son gemelas, y están haciendo su Noviciado en Santo Domingo. 

Por gracia de Dios, han podido venir aquí, a "la Cuna" de nuestra Congregación, donde pisó y vivió nuestra  Madre y las primeras Hermanas.

“Hablar de Antequera es hablar de Madre Carmen.” - dijeron acabando de llegar.





Ellas mismas nos cuentan:

Hna. María de los Ángeles: Bueno, yo me siento muy agradecida con el Señor y con la Congregación por este regalo que me han permitido: pasar el verano aquí, en la casa Madre y también en el Noviciado de Antequera. Estoy muy agradecida con cada una de las hermanas que me han acompañado desde el inicio de la formación. Me siento muy feliz, y con el vivo deseo de ser una verdadera hija de Madre Carmen. 

Hna. María José: Primeramente, yo me siento agradecida con Dios y con la Congregación. Lo  miro como un regalo de Dios porque nunca pensé que iba a poder venir en mi etapa del Noviciado, y poder compartir con mis hermanas novicias de la Victoria y por supuesto, con la Madre Maestra. Me he sentido muy acogida, como si fuera mi propia familia. Y he sentido más de cerca el espíritu y el carisma de Madre Carmen. 

2 Comentarios:

Hna. Yahaira dijo...

¡Paz y bien!
Queridas hermanas, ¡qué alegría verlas en la Casa Madre!
Que el Señor les bendiga siempre y encienda en sus corazones vivos deseos de santidad.
¿Quién causa tanta alegría? ¡La concepción de María! Que Ella nos guarde en su Corazón de Madre.
Unidas en la oración ante el sagrario.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

PAZ Y BIEN
¡Qué alegría que pue puedan estar en la Casa Madre!
"Preciosísimo es sin duda el tiempo del Noviciado" Son momentos que perduran en el tiempo. "Bendito sea Dios que tanto nos quiere". Que el Señor y la Virgen María guarden su vocación en su Corazón. Unidas en la Oración.
Hna. Cony

Publicar un comentario