"ALABADO SEAS MI SEÑOR...

jueves, 6 de octubre de 2022

POR LA HERMANA MUERTE…”

Los pocos días que faltaban para su tránsito, San Francisco los empleó en la alabanza, animando a sus amadísimos compañeros a alabar con él a Cristo. Invitaba también a todas las criaturas a alabar y amar a Dios.

Y aún hasta a la muerte misma, terrible y difícil para todos, la exhortaba a la alabanza, y saliendo con gozo a su encuentro, la invitaba a hospedarse en su casa: “Bienvenida seas –decíami hermana muerte”.  cf. 1 Cel, 109.  

San Buenaventura nos cuenta cómo fue su muerte:










 

Le decía...

sábado, 1 de octubre de 2022

SANTA TERESITA A UNA HERMANA:


“No dejes de decirle a Jesús que lo amas, aún sin sentirlo,
pues es la manera de hacer que te socorra,
y de llevarte como a un niño que todavía no tienes fuerzas para andar.” 



 


Camino + PEJ 2022

lunes, 15 de agosto de 2022


ERA SÁBADO 30 DE JULIO…

Y a las 6:45 de la mañana ya estábamos de camino al lugar de donde partiríamos parte de la diócesis de Málaga hacia Santiago.

Días antes, nosotras habíamos comenzado a preparar todo lo que íbamos a necesitar: mochila, ropa, saco de dormir, abriguito por si hacía frío... -que por las noches sí hizo frío-.

Poniendo nuestro viaje en los Sagrados Corazones de Jesús y María comenzamos el trayecto en bus hasta Vigo, desde donde, al día siguiente, después de la bendición, comenzaríamos a caminar.

¡Qué belleza de caminos! Pasamos por montañas y bosques, por playas, puentes y ríos; campos, pueblos y  valles, Y, en todo esto, se palpaba las huellas de Dios


Hubo momentos para todo: para hablar, reír, contemplar, orar, cantar, bailar, comer, pero, sobre todo,   especiales, donde Dios se hizo muy presente, como en la Eucaristía de todos los días, y en la Vigilia

Cuando al fin llegamos a la Catedral de Santiago ¡Cuánta satisfacción sentimos! ¡Qué alegría! Y también durante toda la estancia allí. La ciudad estaba llena de jóvenes, por cualquier lugar que íbamos, veíamos grupos de diferentes diócesis, pueblos, países...; y de pronto comenzaban a cantar en forma de saludo unos a otros: 
- ¡Hola Don Pepito!
- ¡Hola Don José...!,  etc. 

Nuestra experiencia ha sido maravillosa. Gracias a Dios y a la Virgen, que siempre nos mantuvo bajo su manto

Ya  de regreso a Antequera, en el bus hicieron esta pregunta: 
- ¿Con qué palabra podrías  describir todo lo que hemos vivido? 
    Y entre tantas, esta tuvo mayor respuesta:
¡Familia!


Gracias Señor, por querer contar con todos nosotros. Somos tuyos


TARDE PERO SEGURO...

miércoles, 6 de julio de 2022

¡Sorpresa! Hay una noticia muy especial que nos tiene muy contentas y queremos compartirla:

El pasado mes de Junio, nuestras queridas Hermanas Mª Ángeles y Mª José, han venido para pasar el verano aquí, en la casa Madre!




Estas hermanas tienen algo que las caracteriza: Son nicaragüenses, son gemelas, y están haciendo su Noviciado en Santo Domingo. 

Por gracia de Dios, han podido venir aquí, a "la Cuna" de nuestra Congregación, donde pisó y vivió nuestra  Madre y las primeras Hermanas.

“Hablar de Antequera es hablar de Madre Carmen.” - dijeron acabando de llegar.





Ellas mismas nos cuentan:

Hna. María de los Ángeles: Bueno, yo me siento muy agradecida con el Señor y con la Congregación por este regalo que me han permitido: pasar el verano aquí, en la casa Madre y también en el Noviciado de Antequera. Estoy muy agradecida con cada una de las hermanas que me han acompañado desde el inicio de la formación. Me siento muy feliz, y con el vivo deseo de ser una verdadera hija de Madre Carmen. 

Hna. María José: Primeramente, yo me siento agradecida con Dios y con la Congregación. Lo  miro como un regalo de Dios porque nunca pensé que iba a poder venir en mi etapa del Noviciado, y poder compartir con mis hermanas novicias de la Victoria y por supuesto, con la Madre Maestra. Me he sentido muy acogida, como si fuera mi propia familia. Y he sentido más de cerca el espíritu y el carisma de Madre Carmen. 

SAGRADOS CORAZONES DE JESÚS Y MARÍA...

lunes, 27 de junio de 2022

El pasado viernes celebrábamos la Solemnidad del Corazón de Jesús.




Ésta se entrelazó con la figura del Buen Pastor, que expresaba esta hermosa realidad: el amor infinito de Cristo que dio la vida por su rebaño y se dejó traspasar el corazón para que fuese para todos una fuente de salvación. 


Jesús no se limita a guardar su rebaño en bloque ni se contenta con que se salve la mayoría, antes deja solas las que están ya al seguro para ir en busca de la única pérdida. Habrá sido imprudente, caprichosa, terca y aún rebelde; no importa. Es una criatura que el Padre le confió para que no perezca; por eso Jesús la busca y la sigue hasta conseguir tomarla sobre sus hombros y devolverla al redil. Entonces todo es fiesta y alegría en el cielo y en la tierra.


Así mismo, el sábado, celebrábamos el Inmaculado Corazón de María. 

Hablar de su Corazón es hablar de toda su persona, pero contemplada desde dentro, desde su máxima interioridad: desde el amor con que Dios la ama y con que ella ama a Dios y a los hombres. 

"María guardaba todo y lo meditaba en su Corazón" (Lc 2,19)