¡A TUS PIES PONEMOS NUESTRA VIDA...

sábado, 21 de marzo de 2020

...GLORIOSO SAN JOSÉ!

El día 19 celebrábamos con gozo a nuestro patrono san José, y le pedíamos que así como cuidó de la familia de Nazareth, cuide también de nosotros y envíe muchas y santas vocaciones a nuestra Congregación.

A San José Dios le encomendó la inmensa responsabilidad y privilegio de ser esposo de la Virgen María y custodio de la Sagrada Familia. Es por eso el santo que más cerca esta de Jesús y de la Santísima Virgen.
Nuestro Señor fue llamado "hijo de José”, el carpintero. No era  el padre natural de Jesús, pero José lo adoptó y Jesús se sometió a él como un buen hijo ante su padre. ¡Cuánto influyó José en el desarrollo humano del Niño Jesús! ¡Qué perfecta unión existió en su ejemplar matrimonio con María!
San José es llamado el "santo del silencio". No conocemos palabras expresadas por él, tan solo conocemos sus obras, sus actos de fe, amor y de protección como padre y esposo.

José fue un escogido de Dios que recibió la gracia de discernir los mandatos del Señor. Le pedimos el deseo eficaz de cumplir la voluntad de Dios en todo, en una entrega alegre, sin condiciones, que sirva a muchos para que encuentren el camino que conduce al Cielo.

Participa con tu comentario...

Publicar un comentario