CABEZA DE SU CASA DEL QUE EL SEÑOR SE FÍA...

lunes, 20 de marzo de 2017

...¡por la carpintería la gloria entera pasa!

En este día la Iglesia celebra, con especial solemnidad, la fiesta litúrgica de San José, Esposo de la Virgen María, padre legal de Jesucristo, y  Patrón de la Iglesia Universal
San José es también patrón de las vocaciones porque vivió la suya de manera intensa y con total disponibilidad. Toda su vida fue una constante apertura al plan de Dios. En todo el Evangelio no aparece ni una sola palabra de respuesta por parte de José, sin embargo su propia vida fue la constante respuesta a la llamada de Dios. Sus acciones hablaron mucho más fuerte que sus labios; así: cuando el ángel le dice "No temas acoger a María", la toma de inmediato por esposa; cuando sale el Edicto del Cesar, de sus labios no sale ni una queja, ni una murmuración, sino que toma a su mujer, María, que está ya cerca del parto y se encaminan hacia Belén, viendo en los designios de la historia la mano providente de Dios; cuando de nuevo un ángel le dice, "toma a la Madre y al Niño y salid hacia Egipto", así lo hace, sin preguntar ¿por cuanto tiempo? o ¿de qué vamos a vivir? . José no piensa en sí mismo, actúa movido por su justicia que es un profundo amor a Dios.
Mirando a José le pedimos por todas las Hermanas de nuestra Congregación, para que permanezcan siempre a la escucha de la voz de Dios.También le pedimos que a nosotras y a los que, en Seminarios o Noviciados nos preparamos para consagrarnos al Señor,  nos dé el coraje de vivir como él, disponibles, sin medida, a la voluntad de Dios, dispuestos siempre para hacer lo que Él desee, olvidándonos de nosotros mismos. Le pedimos por nuestras aspirantes y tantos jóvenes que, habiendo sentido la llamada al sacerdocio o a la vida consagrada, se ven acosados por el miedo, las dudas o la inseguridad, pues sabemos bien que "el diablo trabaja mucho para hacer perder la vocación". Que José les proteja de sus asechanzas como un día protegió al Niño Jesús y que les enseñe a ser valientes y generosos y tener todas las cosas en nada comparado con la dicha de vivir cerca de Jesús y entregarse a Él.



ORACIÓN
Acuérdate de nosotros, bienaventurado José, e intercede con tu oración ante aquel que pasaba por hijo tuyo; intercede también por nosotros ante la Virgen, tu esposa, Madre de Aquel que con el Padre y el Espíritu Santo vive y reina por los siglos de los siglos.

2 Comentarios:

Hna. Luna dijo...

San José envía a nuestra Congregación muchas y santas vocación, que con corazón generoso entreguen todo su corazón al Señor y permanezcan fieles al que el eternamente fiel.
Y a todos los consagrados, en especial a todas la Hermanas de nuestra congregación, la santa perseverancia hasta el final.
San José bendito, postulantes prontito.

Anónimo dijo...

En este año, que celebramos los X Aniversario de la Beatificación de nuestra Madre, estoy confiada que el Señor va a bendecir nuestra Congregacion con muchas y santas vocaciones.
Bendiciones y oraciones para nuestro querido Noviciado.
Hna. Pilar Encarnación

Publicar un comentario en la entrada