SAGRADOS CORAZONES DE JESÚS Y MARÍA...

lunes, 27 de junio de 2022

El pasado viernes celebrábamos la Solemnidad del Corazón de Jesús.




Ésta se entrelazó con la figura del Buen Pastor, que expresaba esta hermosa realidad: el amor infinito de Cristo que dio la vida por su rebaño y se dejó traspasar el corazón para que fuese para todos una fuente de salvación. 


Jesús no se limita a guardar su rebaño en bloque ni se contenta con que se salve la mayoría, antes deja solas las que están ya al seguro para ir en busca de la única pérdida. Habrá sido imprudente, caprichosa, terca y aún rebelde; no importa. Es una criatura que el Padre le confió para que no perezca; por eso Jesús la busca y la sigue hasta conseguir tomarla sobre sus hombros y devolverla al redil. Entonces todo es fiesta y alegría en el cielo y en la tierra.


Así mismo, el sábado, celebrábamos el Inmaculado Corazón de María. 

Hablar de su Corazón es hablar de toda su persona, pero contemplada desde dentro, desde su máxima interioridad: desde el amor con que Dios la ama y con que ella ama a Dios y a los hombres. 

"María guardaba todo y lo meditaba en su Corazón" (Lc 2,19) 







YO ESTOY CON VOSOTROS...

lunes, 30 de mayo de 2022

...TODOS LOS DÍAS HASTA EL FINAL DE LOS TIEMPOS

Jesús subió a los cielos para ser nuestro Mediador ante el Padre. Allí está intercediendo por nosotros. Subió para rendir cuentas al Padre celestial de la gran obra que había acabado en la tierra. La Iglesia nació, la gracia brota en abundancia de su Cruz en el Calvario y se distribuye por los Sacramentos, la deuda de justicia es pagada, la muerte y el infierno son vencidos, el Cielo es abierto y el hombre es puesto en el camino de salvación. Jesús merecía este glorioso recibimiento, al regresar a su hogar.




La Ascensión, además, es garantía de nuestra propia subida al Cielo, después del Juicio de Dios. Jesús fue a prepararnos sitio en su Reino y prometió volver para llevarnos con Él.
Vayamos en espíritu con Jesús al Cielo y moremos allí. Sea esta nuestra aspiración ahora en fe, esperanza y en caridad. Busquemos solamente los gozos verdaderos.

8 DE MAYO DE 1884...

martes, 10 de mayo de 2022

Era jueves, 8 de Mayo de 1884… y algo nuevo ocurrió en Antequera…

"Pocos fueron los que en ese día primaveral, observaron lo que ocurrió; algunos lo entendieron, otros estuvieron atentos, e incluso, ilusionados. Un entusiasmo sereno se vivió en la casa Nº 24 de la calle Merecillas.

Examinan si algo falta, cierran los últimos paquetes, ir y volver de la Victoria, ultimar y limpiar todo lo que se deja y que debe entregarse a punto.

Carmen y sus tres primeras compañeras (Francisca Lizazu, Ana Martínez y Josefa Rabaneda), dentro de poco darán un paso muy importante en el cumplimiento de sus anhelos. 

Dolores Sanz y su sobrina Gracia Sanz y Palop han llegado hasta el domicilio de calle Merecillas, ensayo de colegio, que queda atrás, marcando un primer hito en la historia de Madre Carmen. Las recién llegadas preguntan qué pueden hacer; se ofrecen: si quedara algo, ellas lo podrían acabar más tarde; ahora acompañan al primer grupo en el momento privilegiado de la entrada oficial en el convento de la Victoria. Todas las Franciscanas de los Sagrados Corazones que le seguirán, vivirán gozosas y emocionadas el momento protagonizado por este primer grupo.

(…)

Josefa Rabaneda, que más tarde se llamará Madre Trinidad, pasados 50 años del acontecimiento, relata con una emoción penetrada y hecha vida cómo fue: "Entramos, al anochecer del día 8 de Mayo de 1884; M. Fundadora, M. Patrocinio , Sor Francisca y yo. Al llegar, nos llevó directamente a la capilla de San Francisco de Paula y nos arrodillamos las tres, quedando en pie Madre Fundadora; y puesta en cruz con las manos sobre nuestras cabezas, nos dijo: -Hijas mías, ¿me seréis fieles en la obra que vamos a comenzar?- Y todas, con lágrimas en los ojos, llenas de grandísima emoción, nos quedamos silenciosas, sin poder articular palabra alguna; ni era preciso, ya que lo afirmativo de nuestra decisión lo veía ella en la fe con que seguíamos sus pasos. 

(…)


"En aquel momento, Carmen se dirigió a las allí presentes y “estrechándolas entre sus brazos, hizo esta plegaria: "Jesús mío, no te pido otra cosa, en esta noche tan memorable, sino que no se condene ninguna religiosa de las que entren en este convento”.

Del libro: "Amor, humildad y Fortaleza. Madre Carmen del Niño Jesús".

Pidamos en este mes tan memorable, que el Señor toque el corazón de muchas jóvenes decididas a seguir las huellas de Madre Carmen, enseñando a los hombres a conocer y amar a Dios.





"NO NOS CANSEMOS...

jueves, 17 de marzo de 2022

… DE HACER EL BIEN…”

"La Cuaresma  es un tiempo propicio para sembrar el bien con vistas a la cosecha. Nos invita a la conversión, a cambiar de mentalidad, para que la verdad y la belleza de nuestra vida no radiquen tanto en el poseer cuanto en el dar, no estén tanto en el acumular cuanto en sembrar el bien y compartir.

Durante la Cuaresma estamos llamados a responder al don de Dios acogiendo su Palabra «viva y eficaz». La escucha asidua de la Palabra de Dios nos hace madurar una docilidad que nos dispone a acoger su obra en nosotros que hace fecunda nuestra vida.

Un primer fruto del bien que sembramos lo tenemos en nosotros mismos y en nuestras    relaciones cotidianas, incluso en los más pequeños gestos de bondad. En Dios no se pierde ningún acto de amor, por más pequeño que sea, no se pierde ningún
«cansancio generoso».


Nos llama también a poner nuestra fe y nuestra esperanza en el Señor porque sólo con los ojos fijos en Cristo resucitado podemos acoger la exhortación del Apóstol: «No nos cansemos de hacer el bien».

En este tiempo de conversión, apoyándonos en la gracia de Dios y en la comunión de la Iglesia, no nos cansemos de sembrar el bien. El ayuno prepara el terreno, la oración riega, la caridad fecunda.

Que la Virgen María, en cuyo seno brotó el Salvador y que «conservaba todas estas cosas y las meditaba en su corazón» (Lc 2,19) nos obtenga el don de la paciencia y permanezca a nuestro lado con su presencia maternal, para que este tiempo de conversión dé frutos de salvación eterna".

 


(Del mensaje del Papa Francisco para esta Cuaresma 2022)

YO...

domingo, 30 de enero de 2022

 

...POSTRADA EN LA DIVINA PRESENCIA...

¡Benditos y Alabados sean los sagrados corazones de Jesús y María!

Este mes de Enero ha sido un mes de gracia para nuestro Noviciado. El día 9,  Bautismo del Señor, hizo su primera Profesión Temporal nuestra querida Hna Patricia.


Ella escuchó a Jesús que la invitaba a seguirle, y como San Francisco descubrió que:

“Esto es lo que quiero,
Esto es lo que busco;
Esto es lo que, en lo más íntimo de mi corazón, anhelo…”
 


Con ella damos gracias a Dios 
por tantas maravillas
que hace  en nosotros, 
por el don de su llamada que 
nos impulsa a entregarnos con todo 
nuestro corazón, 
con todo nuestro ser.

Pidamos a la  Virgen que 
siempre la acompañe, 
la guíe, y que en su 
Corazón de madre lo guarde todo 
y sólo para el Señor.

"Te doy gracias Señor, porque me has escogido portentosamente..."