ES IMPOSIBLE CONOCERTE Y NO AMARTE...

martes, 27 de agosto de 2019

... AMARTE Y NO SEGUIRTE.

El pasado sábado 24 de agosto estábamos… ¡de fiesta! Nuestra Hermana Clarivel hizo su profesión religiosa, “el paso más importante de su vida”, según nos dice ella. Dejó de ser novicia para ser consagrada a Dios en pobreza, castidad y obediencia como Franciscana de los Sagrados Corazones. ¡Gracias, Señor, por las maravillas que haces en los que te aman!

Pero eso no es todo. ¡El Señor sigue enriqueciendo a nuestra Congregación con jóvenes dispuestas a entregarlo todo! También celebramos la entrada al Postulantado de nuestra Hermana Grethel, natural de Nicaragua. Después de esperar mucho tiempo este momento, le damos gracias a Dios con mucha alegría por poder tenerla entre nosotras.


Ella quiere compartir con todos nosotros lo que siente:

“Le doy gracias al Señor por el regalo de mi vocación y por permitirme estar más cerca de Él. Su voz ha resonado en mi corazón y no he podido resistirme a su llamado. Es muy hermoso sentirse amada por el amor infinito, por el que no nos quita nada sino que nos da todo; Él es nuestra felicidad plena. Le pido a la virgen María y a Madre Carmen que me enseñen  a entregarme a Él, a obedecerle y a serle fiel.
¡TODO SEA PARA GLORIA DE DIOS!”

CON LA LÁMPARA ENCENDIDA...

miércoles, 21 de agosto de 2019


...PARA RECIBIR AL ESPOSO.



¡Sí! Estamos a solo tres días de la consagración de nuestra Hermana Clarivel. 
En estos momentos tan importantes compartimos con ella la alegría de la entrega, y no paramos de rezar para que su corazón esté abierto y disponible para su Esposo.

"HÁGASE, SEÑOR...

sábado, 6 de julio de 2019

...TU VOLUNTAD."

El pasado 16 de junio recibimos una gran noticia que hoy queremos compartir con vosotros: nuestra Hermana Clarivel profesará, Dios mediante, el próximo 24 de agosto.

Después de haber vivido este preciosísimo tiempo del noviciado, pronto llegará el día en que entregue por completo su corazón al Esposo.



Y nosotros… ¡no tenemos tiempo que perder! Recemos por nuestra Hermana: que sea fiel a su Señor para siempre y una verdadera Franciscana de los Sagrados Corazones.
La Virgen María continúe siendo su Maestra y Compañera de camino y le ayude a preparar su corazón para este gran día.

Ahora nuestra Hermana Clarivel nos ofrece su testimonio de vida:
"La vocación me fue dada de pequeña; desde que tengo uso de razón quiero ser monja. Recuerdo que muchas veces le decía a mi madre que quería ser religiosa, y ella no me decía nada; seguro pensaba que eran cosas de niña, que yo no sabía lo que decía y que, pasado el tiempo, se me olvidaría..." Seguir leyendo.

¡BENDITO SEA EL SEÑOR...

domingo, 30 de junio de 2019

... QUE TANTO NOS QUIERE!

Hoy celebramos que Mª del Carmen González Ramos nació el 30 de junio de 1834 en Antequera (Málaga), en el seno de una familia cristiana, donde tal vez más de  uno pensara que haber nacido en el mes del Sagrado Corazón, es  expresión de que Dios preparaba el corazón de "Carmencita"  para grandes cosas. Cuantos se acercan a ella reciben el consuelo, el abrazo y  la sonrisa del mismo Dios; a todos lleva en su corazón y a todos los encomienda a Dios.
Por Madre Carmen, hoy, sus hijas, elevamos nuestra acción de gracias a Dios. Queremos ser testimonio vivo de Cristo,  con nuestra pobreza, vida sencilla y caridad universal, y así decir a todos los hombres que merece la pena entregar la vida a Cristo.
"La venida al mundo de esta mujer fuerte fue uno de tantos acontecimientos que la historia de la humanidad escribe en el libro de la vida…Dios había predestinado aquella niña recién nacida para dar al mundo una insigne fundadora y una santa en los tiempos modernos". 
                                                                                                                                                 (M. Carlota de la Visitación)

CORAZÓN DE CRISTO...

sábado, 29 de junio de 2019

...TE MISERICORDIA DE NOSOTROS
La Iglesia celebra la Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús el viernes posterior al II domingo de Pentecostés. Todo el mes de junio está, de algún modo, dedicado por la piedad cristiana al Corazón de Cristo, y más especialmente nuestra Congregación que, por ser Franciscanas de los Sagrados Corazones, lo celebramos como parte de nuestro Nombre.

Adoramos el Corazón de Cristo porque es el Corazón del Verbo encarnado, del Hijo de Dios hecho hombre, de la Segunda Persona de la Santísima Trinidad que, sin dejar de ser Dios, asumió una naturaleza humana para realizar nuestra salvación. El Corazón de Jesús es un corazón humano que simboliza el amor divino. La humanidad santísima de Nuestro Redentor, unida hipostáticamente a la Persona del Verbo, se convierte así para nosotros en manifestación del amor de Dios. Sólo el amor inefable de Dios explica la locura divina de la Encarnación: “tanto amó Dios al mundo que entregó a su Hijo unigénito, para que el que crea en él no muera, sino que tenga la vida eterna” (Jn 3, 16). Es el misterio de la condescendencia divina, del anonadamiento de Aquel que “a pesar de su condición divina, no hizo alarde de su categoría de Dios; al contrario, se despojó de su rango y tomó la condición de esclavo, pasando por uno de tantos. Y así, actuando como un hombre cualquiera, se rebajó hasta someterse incluso a la muerte, y una muerte de cruz” (Flp 2, 6 ss).

Primer centenario de la Consagración de España al Sgdo. Corazón

El 30 de mayo de 1919, en el Cerro de los Ángeles (Getafe), centro geográfico de España, se congregaron las autoridades religiosas, civiles y militares, con gran multitud de fieles, junto al recién construido monumento al Sagrado Corazón de Jesús. 
Estando entonces arrodillados todos los presentes, el rey Alfonso XIII, de pie, en nombre del pueblo español, hizo lectura solemne de la oración mediante la cual se expresaba públicamente la consagración de España al Sagrado Corazón de Jesús: 

“España, pueblo de tu herencia y de tus predilecciones, se postra hoy reverente ante ese trono de tus bondades que para Ti se alza en el centro de la Península… Reinad en los corazones de los hombres, en el seno de los hogares, en la inteligencia de los sabios, en las aulas de las ciencias y de las letras y en nuestras leyes e instituciones patrias”.

En la columna que sostiene la imagen de Jesucristo se leen las siguientes palabras: Reino en España. Se daba así cumplimiento a la promesa hecha por el Sagrado Corazón de Jesús al beato Bernardo de Hoyos –“Reinaré en España”–, a la vez que se materializaba en nuestra nación la petición del papa León XIII al consagrar el género humano al Corazón de Cristo (11 de junio de 1889), expuesta en la encíclica Annum sacrum.

El próximo 30 de Junio, miles de fieles se volverán a congregar en el Cerro de los Ángeles para renovar esta Consagración de España al Sagrado Corazón. Desde el lugar donde nos encontremos, unamos nuestro corazón a este acto de amor, para que siempre el Corazón de Jesús reine en nuestras vidas.