EL SEÑOR LA ELIGIÓ ...

domingo, 10 de junio de 2018

... Y LA PREDESTINO

Ayer,  en la fiesta del Inmaculado Corazón de María, celebrábamos con gozo la Admisión al Noviciado de nuestra Hermana Josselyn María Hernández Velázquez.  Queremos compartir con vosotros esta gran noticia: ¡ha recibido, en este día, el Santo Hábito, signo externo de Consagración y de su pertenencia a esta Congregación de Hermanas Franciscanas de los Sagrados Corazones. Le pedimos a ella que nos diga unas palabras:

"Comienzo la etapa del noviciado y con ella la alegría de poder iniciarla, hasta consumar mi vida toda para el Señor como Franciscana de los Sagrados Corazones.Consagrada al divino Corazón de Jesús y de María. A ellos, los Sagrados Corazones, titulares de nuestra congregación, me acojo con total confianza para vivir en fidelidad y perseverancia en mi vocación, pidiendo también por intercesión de nuestra beata Madre Carmen amar incesantemente a Jesús y amar la Congregación; amar las obras todas del Instituto y acrecentar  más en mí, cada día,  deseos de santidad". 

EL CORAZÓN DE JESÚS...

viernes, 8 de junio de 2018

...SOBREABUNDA DE AMOR DIVINO Y HUMANO

Hoy, junto con toda la Iglesia, celebramos una fiesta muy especial para nuestra Congregación: el SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS; pues, nuestro Carisma, mira a Cristo y a María en la grandeza de sus Corazones, esa es la expresión de nuestra identidad.
Pedimos al Dulcísimo Corazón de Jesús, que su amor y su paz reinen en el mundo entero, y que derrame su infinita misericordia sobre todos los hombres.
Que el Corazón de Jesús sea nuestro refugio, nuestra alegría, nuestra confianza, nuestra paz, nuestro amor…


Padre eterno, quiero consagrarme en el Espíritu Santo y ofrecerme a los Sagrados Corazones de Jesús y de María, para ser un hijo tuyo cada vez más entregado y fiel.

Madre María, yo me entrego hoy a tu Inmaculado Corazón. Acógeme bajo tu protección maternal y condúceme a tu Hijo Jesús.

Señor Jesús, a través del Corazón Inmaculado de María me consagro y entrego a tu Sacratísimo Corazón. Haz que mi corazón sea imagen de tu Corazón, para que Tú vivas cada vez más en mí.
Sacratísimo Corazón de Jesús, Inmaculado Corazón de María, ayudadme a acoger el Evangelio en mi corazón y a vivir en la fe, en la esperanza y en la caridad. De esta manera, Jesucristo, con su santa Cruz y su Resurrección, será para mí el Camino, la Verdad y la Vida. Que el Pan celestial sea mi alimento y que viva del sacrificio eucarístico, para ser capaz de vencer toda clase de mal y optar siempre por la vida.

Lleno de confianza me refugio en el cobijo de vuestros amantes Corazones. Proteged-me en todos los peligros y conducidme, una vez acabado el peregrinar terrenal, felizmente a la Patria eterna. Amén.

LA SANTÍSIMA TRINIDAD...

domingo, 27 de mayo de 2018


...ES EL MISTERIO CENTRAL DE NUESTRA FE Y VIDA.
Oh, Dios mío, Trinidad a quien adoro! Ayúdame a olvidarme enteramente de mí para establecerme en Ti, inmóvil y tranquila, como si mi alma estuviera ya en la eternidad. 
Que nada pueda turbar mi paz, ni hacerme salir de Ti, ¡oh mi Inmutable!, sino que cada minuto me sumerja más en la hondura de tu Misterio.
Inunda mi alma de paz; haz de ella tu cielo, la morada de tu amor y el lugar de tu reposo. Que nunca te deje allí solo, sino que te acompañe con todo mi ser, toda despierta en fe, toda adorante, entregada por entero a tu acción creadora.
(Santa Isabel de la Trinidad)

"TODOS QUEDARON LLENOS...

domingo, 20 de mayo de 2018

...DEL ESPÍRITU SANTO" (Hech. 2, 4)


"Hablando a los Apóstoles en la Última Cena, Jesús les dijo que, luego de su partida de este mundo, les enviaría el don del Padre, o sea el Espíritu Santo Aquella efusión, si bien extraordinaria, no permaneció única y limitada a aquel momento, sino que es un evento que se ha renovado y se renueva todavía. 

Cristo glorificado a la derecha del Padre continúa realizando su promesa, enviando sobre la Iglesia el Espíritu vivificante, que nos enseña, nos recuerda, y nos hace hablar.
 El Espíritu Santo nos enseña a seguirlo, a caminar sobre sus huellas. Más que un maestro de doctrina, el Espíritu es un maestro de vida. Y ciertamente de la vida forma parte también el saber, el conocer, pero dentro del horizonte más amplio y armónico de la existencia cristiana.
El Espíritu de verdad y de caridad nos recuerda todo aquello que Cristo ha dicho, nos hace entrar cada vez más plenamente en el sentido de sus palabras. Esto requiere de nosotros una respuesta: cuanto más generosa sea nuestra respuesta, más las palabras de Jesús se vuelven vida, actitudes, elecciones, gestos, testimonio, en nosotros. En esencia, el Espíritu nos recuerda el mandamiento del amor, y nos llama a vivirlo.


Pidamos hoy al Espíritu Santo que nos haga verdaderos evangelizadores, sus amigos y testigos, para que viviendo plenamente como hijos de Dios hagamos que todos los hombres participen de esta vida divina... Que Él nos dé la unión con Cristo y el Padre, y entre nosotros... que Él haga cesar todas las divisiones entre los hijos de Dios... (Él nos da la unidad, pero todos y cada uno tenemos que cuidarla) y que Espíritu reavive cada día más el ardor misionero de la Iglesia para que todos los hombres pueden llegar a ser hijos de Dios". (Homilía del Papa Francisco)

¡SERÁN FRANCISCANAS!...

martes, 8 de mayo de 2018

...ENAMORADAS DE JESÚS 
Hoy nos invade una gran alegría, celebramos la fiesta litúrgica de nuestra Beata Madre Carmen y damos gracias también por los 134 años de fundación que cumple nuestra congregación.


8 de mayo de 1884. "Hijas mías, ¿me seréis fieles en la obra que vamos a empezar?" Son estas bellas palabras pronunciadas por Madre Carmen las que dan un comienzo  a una  nueva forma  de vida.Pronto se  consagrarán en cuerpo y alma al servicio de Dios, a las obras de misericordia y el amor al prójimo.
 Nace la congregación de Hermanas Franciscanas de los Sagrados Corazones de Jesús y María. Son el fruto esperado de la bondad y profundidad religiosa de Madre Carmen. Su amor de madre se alargaba mas allá de aquellos brazos extendidos sobre el primer grupo arrodillado a su lado, su espíritu alcanzaba a todas sus Hermanas que, andando el tiempo,  seguirán la voz del Señor por este camino que hoy iniciaban, regalo de Jesucristo para su Iglesia.

Desde entonces se emprende la bella tarea de enseñar a los hombres a conocer y amar a Dios.


Su mirada al cielo que tanto la impulsaba para ir por el mundo anunciando el amor de Dios se torno en un mirar desde el cielo atrayéndonos hacia Jesús.  

 Y al igual que san Francisco mira a Cristo donde esta mas humillado BELÉN, CALVARIO Y LA EUCARISTÍA


Hoy, iluminados por ejemplo de la vida de Madre Carmen, nos sentimos familia reunida al calor del hogar en el amor de Jesús, por eso damos gracias Dios diciendo con ella:
¡Bendito sea Dios que tanto nos quiere!